Recuperación de elementos sustraídos, prevención y concientización y recomendación

Recuperación de elementos sustraídos, prevención y concientización y recomendación

Parte de Prensa Policial.

El Jefe de la Estación de Policía De Seguridad Comunal Coronel Pringles, informa que con fecha 16 de Junio del cte año, se recibió una denuncia penal por un hecho de HURTO, del cual resultó damnificado  MATIAS RAFAEL MORALES, de 26 años, de profesión herrero metalúrgico, quien es propietario de un taller de herrería ubicado en Boulevard 40 nro 945 entre Sáez Pena y Suarez de Coronel Pringles. El mismo constató que autores ignorados le sustrajeron dos baterías de 110 amperes, las cuales se encontraban colocadas debajo de la caja de un camión.
Posteriormente, el día 17 de Junio, denunció el ciudadano José María Pérez, de 60 años, residente del domicilio del Boulevard Uruguay esquina Boulevard 68 de esta localidad, quien había constatado el faltante de mercadería comestible, una garrafa de diez kilos y varias herramientas de mano.
Finalmente el día 18 de Junio, siendo las 15:15 hs. personal del Gabinete Técnico Operativo de esta dependencia, en la intersección de las calles Medina entre Boulevard Uruguay y Milani, logró la interceptación de un masculino, que se movilizaba a bordo de bicicleta playera color negra, llevando consigo elementos tales como herramientas varias, una pinza marca Crossmaster, un candado marca Hamilton, una tenaza marca Metz, una llave francesa tipo Bhaco, y dos baterías de automotor. Se procedió a la incautación de dichos elementos, debido a que su poseedor no pudo justificar su procedencia, y que los mismos tenían estrecha relación con los elementos que fueran denunciados como sustraídos por parte de Morales y Pérez.
Consecuentemente se pudo establecer que efectivamente se trataban de los elementos sustraídos a ambas víctimas, quedando las mismas a la espera de ser restituidas a sus propietarios, luego de cumplimentarse los recaudos legales necesarios.  La persona que trasladaba dichos elementos fue correctamente identificada, y se aguardan las medidas que dispondrá la autoridad competente en cuanto a su situación procesal.


OPERATIVIDAD, PREVENCIÓN Y CONCIENTIZACIÓN  

Por otro lado, se informa a la comunidad local, que se prosiguen con los operativos de seguridad diarios, como el que fue efectuado el día Miércoles 23 de Junio, en horas de la madrugada y la mañana, empleando todos los recursos logísticos y humanos que cuenta la comuna, tales como móviles y personal de la Estación Comunal, Comisaría de la Mujer y la Familia, Destacamento de Indio Rico y Comando de Prevención Rural. Los operativos tienen como objetivo, la prevención y disuasión de delitos, y la participación activa de la fuerza de seguridad para con la comunidad. Se establecen puntos estratégicos de ubicación para los diferentes puestos, realizando tareas de identificación e interceptación vehicular selectiva.
Se trabaja también haciendo hincapié en la concientización de las medidas de prevención de la Pandemia Covid 19, y de los recaudos que las personas deben adoptar para evitar el contagio y la propagación del virus.

Sumado a ello, se realizan tareas de alerta ciudadana en cuanto a la modalidad delictiva conocida comúnmente como CUENTO DEL TIO, haciendo entrega de folletos, donde constan las medidas de prevención y la manera de actuar ante tales situaciones. Se recuerda a la comunidad la importancia de advertir a nuestros adultos mayores respecto de dar información personal, de cuentas bancarias, y datos personales vía telefónica. Esta modalidad se ha observado reiteradamente, donde los estafadores hacen uso de la pandemia actual, y de la imposibilidad de las empresas de recibir clientes y usuarios con normalidad. Por eso, convencen a las personas de ofrecer servicios, ofertas crediticias, compañías telefónicas, tarjetas de créditos y todo tipo de argumento para lograr obtener datos que les permita despojar a las personas de su dinero. La tarea de la policía local es alertar y prevenir a la población para que no sufra este tipo de estafas.

RECOMENDACIÓN IMPORTANTE

Por último y hallándonos en plena temporada invernal, la superioridad policial desea advertir acerca de otra problemática que cada año se cobra vidas y que las personas deben atender con suma precaución. El MONOXIDO DE CARBONO.
El monóxido de carbono es un gas venenoso, sin color ni olor. Este gas se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gas oil, nafta. Su inhalación provoca que se reemplace el oxígeno en el torrente sanguíneo con la consecuente falta de oxígeno, dañando el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo. Todas las intoxicaciones por monóxido de carbono son evitables.
Quienes tienen mayor riesgo de intoxicación son los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, los fumadores y las personas que habitan en zonas de gran altitud. El principal riesgo de este tipo de intoxicación es que en muchos casos la persona no es consciente de los síntomas. Éstos pueden ser: Dolor de cabeza, náuseas o vómitos, mareos, acompañados de cansancio, desmayo o pérdida de conocimiento, alteraciones visuales, convulsiones, estado de coma.
Pueden producirse otros síntomas parecidos a una intoxicación alimentaria, un cuadro gripal, un problema neurológico o cardíaco. Es decir, ante la inhalación de este gas venenoso, puede parecer que la persona tiene otra patología.
Ante la sospecha de estar sufriendo intoxicación por monóxido de carbono: Abrir ventanas y puertas, salir a tomar aire fresco inmediatamente, apagar los artefactos de gas, concurrir con urgencia a un centro de salud u hospital y/o comunicarse inmediatamente con un servicio de emergencias médicas.
Para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono es elemental el control de las instalaciones y el buen funcionamiento de artefactos así como es importante mantener los ambientes bien ventilados.
Controlar la correcta instalación y el buen funcionamiento de los artefactos: calefones, termotanque, estufas a gas, salamandras, hogares a leña, calderas, cocinas, calentadores, faroles, motores de combustión interna en automóviles y motos, braseros. Examinar especialmente las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas para asegurarse que están permeables y en buen estado.
Hacer una verificación de las instalaciones con personal matriculado que pueda identificar y corregir los desperfectos de la fuente generadora de monóxido de carbono. Comprobar que la llama de estufas y hornallas sea siempre de color azul. Si les anaranjada es señal de mal funcionamiento.
Lo más notorio en un conducto de gas que no esté bien puesto o mal tapado, es el rastro de una mancha negra en el techo y en la pared (en el recorrido que hace el caño).
Ambientes bien ventilados: Comprobar que los ambientes tengan ventilación hacia el exterior.
Ventilar toda la casa una vez al día, aunque haga frío.
Dejar siempre una puerta o ventana entreabierta, tanto de día como de noche, y aún cuando haga frío.
Si se encienden brasas o llamas de cualquier tipo, no dormir con éstas encendidas y apagarlas fuera de la casa. No usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente.
No mantener recipientes con agua sobre la estufa, cocina u otra fuente de calor.
El calefón no debe estar en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados.
No encender motores a combustión (grupos electrógenos, motosierra, etc.) en cuartos cerrados, en sótanos o garajes. No mantener el motor del auto en funcionamiento cuando el garaje está cerrado. Si su garaje está conectado al resto de su hogar, cierre las puertas.
No arrojar al fuego plásticos, goma o metales porque desprenden gases y vapor que contaminan el aire.
Tomando este tipo de medidas, evitaremos este tipo de incidentes sumamente graves que ponen en riesgo nuestra vida.